Las Pirámides de Chichén Itzá son un fascinante sitio arqueológico ubicado en la península de Yucatán, en México. Este impresionante conjunto de estructuras y edificios antiguos fue una vez el centro político y religioso de la civilización maya y hoy en día es reconocido como una de las Nuevas Maravillas del Mundo. En esta nota, exploraremos la historia, la arquitectura y los misterios que rodean a estas majestuosas pirámides.

Chichén Itzá, cuyo significado es «boca del pozo de los itzaes», hace referencia al cenote que se encuentra al norte de la pirámide de Kukulcán. Este cenote, considerado un lugar sagrado, no solo representaba un enclave espiritual, sino también una fuente esencial de agua dulce para la ciudad que albergaba templos y sabios astrónomos.Chichén Itzá fue fundada por los mayas a principios del periodo Clásico (entre los años 500 y 900 d.C.) y alcanzó su apogeo durante el periodo Postclásico (entre los años 900 y 1200 d.C.). Durante su época de esplendor, Chichén Itzá fue un importante centro comercial y cultural, y su influencia se extendió por gran parte de la región maya. Sin embargo, a finales del siglo XIII, la ciudad fue abandonada y quedó en ruinas hasta que fue redescubierta por arqueólogos en el siglo XIX.La Pirámide de Kukulcán, también conocida como El Castillo, es la estructura más emblemática de Chichén Itzá. Esta imponente pirámide de nueve niveles se eleva a unos 30 metros de altura y está construida con piedra caliza. Cada uno de los lados de la pirámide tiene 91 escalones, sumando un total de 365 escalones, que representan los días del año. Uno de los aspectos más asombrosos de esta pirámide es el fenómeno de luz y sombra que ocurre durante el equinoccio de primavera y otoño, cuando la sombra proyectada por la escalinata crea la ilusión de una serpiente que desciende por la pirámide.

Además La pirámide de Kukulcán se alza con una precisión geométrica sorprendente en medio de una explanada que, hace mil años funcionaba como el epicentro geográfico del imperio maya. Todo lo importante en cuanto a la política, religiosidad y cultura pasaba aquí.El recinto arqueológico, tal como se encuentra hoy, ocupa 15 km2, es Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y constituye uno de los testimonios mejor preservados de la civilización maya, además de haber sido escogida como una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno. El estudio de los grabados y la disposición de los edificios ha revelado que los mayas conocían el ciclo de Venus de 584 días y el hecho de que cada 8 años retornase a la misma posición en el cielo, lo que se reflejaba a su vez en el calendario maya. El edificio que los españoles llamaron el Caracol era un observatorio astronómico.

**3. El Juego de Pelota Mesoamericano:**Chichén Itzá también alberga el campo de juego de pelota más grande de Mesoamérica. Este juego ritual era de gran importancia para los antiguos mayas y tenía un significado simbólico y religioso. El juego de pelota de Chichén Itzá tiene una forma peculiar, con dos anillos verticales en los extremos y una pared central. Se cree que los jugadores debían usar sus caderas para golpear una pelota de caucho y hacerla pasar por los anillos, en un desafío que combinaba habilidad atlética y simbolismo religioso

Este cenote es una depresión natural llena de agua, considerada sagrada por los mayas.

.**4. El Cenote Sagrado:**Uno de los elementos más enigmáticos de Chichén Itzá es el Cenote Sagrado. Este cenote es una depresión natural llena de agua, considerada sagrada por los mayas. Se cree que este lugar era utilizado para ceremonias rituales y sacrificios humanos, como ofrenda a los dioses de la lluvia Cabe señalar Durante el periodo Postclásico, Chichén Itzá tuvo una influencia significativa sobre otras ciudades mayas en varias formas. Una de las formas más destacadas fue a través de su arquitectura y estilo artístico, que se extendió a otras ciudades y dejó una huella distintiva en sus construcciones y decoraciones. Además, Chichén Itzá fue un centro de intercambio comercial y cultural, lo que permitió la difusión de ideas, tecnologías y productos entre las ciudades vecinas. También se cree que Chichén Itzá ejerció influencia política y religiosa sobre algunas de estas ciudades, estableciendo alianzas y redes de poder. En resumen, Chichén Itzá tuvo una influencia multifacética sobre otras ciudades mayas durante el periodo Postclásico, tanto en términos arquitectónicos y artísticos como en aspectos políticos, religiosos y comerciales.

El templo de los Guerreros fue construido en el año 1200 d.C

5 El templo de los Guerreros

Este impresionante templo rodeado de un gran grupo de columnas está formado por cuatro cuerpos de 40 metros de ancho cada uno. En la última plataforma está situado el templo superior, que a su vez se encuentra dividido en dos salas. Fue construido en el año 1200 d.C, perteneciente al periodo postclásico. En ella se encuentra el chacmoool, una escultura que sostiene un cuenco posiblemente usado en los rituales.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *