Una triste noticia sacude al mundo del deporte argentino: Juan María Traverso, leyenda indiscutible del automovilismo, falleció a los 73 años este sábado tras una dura batalla contra una enfermedad pulmonar. La Asociación Argentina de Volantes, entidad que él mismo presidía, y la ACTC confirmaron el deceso de uno de los pilotos más destacados de la historia del automovilismo argentino.

Conocido como «El Flaco de Ramallo», Juan María Traverso fue un verdadero prócer del deporte argentino, brillando tanto en el país como en incursiones internacionales donde demostró su talento único al volante. Su legado queda marcado por múltiples campeonatos en Turismo Carretera y TC2000, así como su victoria en el Desafío de los Valientes en rally, dejando una huella imborrable en la historia del automovilismo argentino.

La noticia del fallecimiento de Traverso fue recibida con profunda tristeza por parte de sus seguidores y la comunidad del automovilismo, recordando no solo sus hazañas en las pistas, sino también su carisma y personalidad única que lo convirtieron en una figura emblemática del deporte. Con 16 campeonatos y 7 subcampeonatos en 34 años de trayectoria, Juan María Traverso se consagró como uno de los pilotos más importantes de la historia del automovilismo argentino.

Su primera victoria en competencia llegó en 1972, y a lo largo de su carrera alcanzó un total de 47 victorias en el Turismo Carretera, destacándose como uno de los pilotos más exitosos de su época. En el año 2000, fue distinguido con el Premio Konex de Platino al mejor piloto de la década del 90, un reconocimiento a su brillante trayectoria y sus logros en las pistas.

Juan María Traverso conquistó múltiples títulos a lo largo de su carrera, destacando su dominio en categorías como Top Race, Turismo Carretera y TC2000, donde obtuvo un total de 16 campeonatos, consolidando su lugar como una leyenda del automovilismo argentino. Su legado perdurará en la memoria de sus seguidores y en la historia del deporte, recordando a un piloto excepcional cuya pasión por las carreras lo convirtió en un ícono del automovilismo nacional.
El flaco se retiró en 2005 y aseguró que la Fórmula 1 no fue una asignatura pendiente en su vida: “Pude haber corrido en Brabham, hasta firmé un precontrato con Ecclestone, pero por los quilombos que había en el país decidí quedarme a ayudar a mi viejo. Creí que lo arreglaba en unos meses, y se me pasaron los años”, aseguraba.
El Flaco Traverso no solo será recordado por su categoría dentro de las pistas, sino también por su carácter y sus reacciones inolvidables fuera. Su estilo y su personalidad lo convirtieron en alguien reconocido incluso por los que no eran seguidores del automovilismo.

“Se fue un gran ídolo, que en paz descanse”
La Asociación Corredores Turismo Carretera le dedicó un emotivo mensaje: “Se fue un gran ídolo. La ACTC expresa un profundo pesar por la muerte de Juan María Traverso, el ídolo que trascendió al automovilismo. Siempre…siempre recordaremos al ‘Flaco’ de Ramallo. Que en paz descanse”.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *