En el Estadio Florencio Solá, los dirigidos por Carlos Tevez lograron una importante victoria por 1-0 sobre Banfield, situándose en la cuarta posición de la Zona A y manteniendo vivas sus posibilidades de clasificar a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. El único gol del partido fue anotado por el ecuatoriano Jhonny Quiñónez, quien convirtió un penal luego de una polémica falta dentro del área sobre Joaquín Laso.

En ese contexto Independiente estaba mejor en el mediocampo, y hacía circular la pelota. Sin embargo, el equipos de Julio Falcioni nunca se caracterizó por la tenencia en el medio, sino por la defensa y el contragolpe. Por ello, a los dirigidos por Carlos Tevez les costaba penetrar la última línea del rival, que intentaba aprovechar cada vez que tenía la pelota para salir con rapidez.
Cabe señalar que
el partido estuvo marcado por momentos de intensidad y controversia, especialmente en el segundo tiempo. A los 35 minutos de la segunda mitad, se produjo una acción polémica que generó debate en todo el estadio del Taladro. Independiente tuvo un córner en el sector izquierdo y la pelota llegó hacia el defensor central Joaquín Laso, quien fue sujetado de la camiseta por Aarón Quirós dentro del área. Tras revisar la jugada en el VAR, el árbitro Fernando Rapallini decidió otorgar un penal a favor del equipo de Avellaneda.

El encargado de ejecutar el penal fue Jhonny Quiñónez, quien, a pesar de ser resistido por algunos hinchas de Independiente, mostró una notable frialdad al convertir el gol y dejar sin chances a Marcelo Barovero, arquero de Banfield, de detener su remate. Con este tanto, Independiente logró asegurar los tres puntos vitales en juego y superó a Vélez en la tabla de posiciones, ubicándose en el cuarto lugar.

Este triunfo coloca a Independiente en una posición favorable para clasificar a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. El único equipo que aún podría desplazarlo de los primeros cuatro puestos es River Plate, que necesitaría una victoria o un empate ante Rosario Central para superar a Independiente en la tabla por puntos o diferencia de gol. Por su parte, el equipo de Julio César Falcioni, ya sin posibilidades de avanzar a la siguiente fase, cierra su participación en el torneo con un sabor agridulce.

La victoria de Independiente ante Banfield no solo representa un paso crucial en su camino también refleja la determinación y el esfuerzo del equipo por alcanzar sus objetivos en un torneo tan competitivo como la Copa de la Liga Profesional. Los hinchas de Independiente celebran este triunfo y esperan con ansias los próximos desafíos que les deparará el torneo.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *