Ubicado en el partido de Luján, en la provincia de Buenos Aires, el pintoresco pueblito de Karlos Keen se presenta como una opción ideal para una escapada de fin de semana. Con apenas 8 cuadras de longitud por 4 de ancho, este rincón porteño es un lugar perfecto para desconectar del bullicio de la ciudad y disfrutar de una experiencia turística única. Descubre a continuación los encantos arquitectónicos y la variedad gastronómica tradicional que hacen de Karlos Keen un destino imperdible.

*Gastronomía en «Margarita Mía»: un deleite para el paladar**

Uno de los atractivos destacados de Karlos Keen es el restaurante «Margarita Mía», un lugar excepcional para degustar los mejores platos de la región. Con un variado menú que comienza con una entrada de fiambres y deliciosas empanadas, continúa con un suculento asado con diferentes cortes y finaliza con exquisitas pastas caseras, todo por tan solo 14.000 pesos.

Además, el predio del restaurante ofrece juegos para los más pequeños, convirtiéndolo en un lugar ideal para disfrutar en familia.

**Atractivos arquitectónicos e históricos**

Al pasear por las calles de Karlos Keen, es imperdible visitar el antiguo granero y la estación de ferrocarril, dos edificaciones que datan de más de 140 años y que hoy funcionan como centros culturales turísticos. Estos sitios emblemáticos son testigos de la historia de la ciudad y constituyen paradas obligatorias para los visitantes.

La Capilla San Carlos Borromeo, de estilo neo romántico y construida en 1906, es otro punto de interés en Karlos Keen. Este templo religioso, en buen estado de conservación, es un atractivo para los turistas que buscan sumergirse en la historia y la cultura del lugar, especialmente durante las celebraciones en honor a su santo patrono, San Carlos Borromeo, el 4 de noviembre.

**Museo Rural de Karlos Keen: un viaje al pasado**

Para los aficionados a la historia y las actividades rurales, el Museo Rural de Karlos Keen ofrece una experiencia inolvidable. Con maquinarias antiguas y áreas ambientadas para transportarte en el tiempo, este museo es un lugar de encuentro para grandes y chicos que desean explorar la vida en el campo en épocas pasadas.

En resumen, Karlos Keen es un destino turístico que combina encantos arquitectónicos, historia y una variada oferta gastronómica, brindando a los visitantes la oportunidad de disfrutar de una experiencia única en un entorno tranquilo y pintoresco. ¡Anímate a descubrir los secretos de este maravilloso pueblito de Buenos Aires!

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *